domingo, 21 de mayo de 2006

Al rico anuncio de piña para el niño y la niña

Esto de anunciar cosas empezó en broma. En fin...

El pasado viernes 19 de mayo, el escribidor de este blog recibió el Premio Ramiro Melendreras para Jóvenes Investigadores en su 15ª edición, por su trabajo Relaciones entre las esperanzas de Aumann y Herer de un conjunto aleatorio.

El susodicho escribidor, aparte de pasárselo muy bien antes, durante y después en Tenerife, está muy contento.

6 comentarios:

Bliss dijo...

Mis más calurosas felicitaciones, querido joven investigador.

A la vista del título de tu trabajo no me cabe la menor duda de que ciertamente te lo tienes bien merecido. Y es que el mencionado título es concluyente: también mis relaciones sufren de la aleatoria con la esperanza de perdurar en el tiempo conjuntamente, y no necesariamente con Aumann o Herer.

Lo cierto es que esta pobre lega en la materia agradecería un gesto de magnanimidad por tu parte explicando someramente en qué consiste el trabajo merecedor de ese premio.

Sr.R dijo...

Enhorabuena, Dr. T. No esperaba menos de vos.

Pedro Terán dijo...

Gracias, gracias. El premio es para trabajos inéditos de investigación en el área de Estadística e Investigación Operativa, realizados por menores de 30 años. En cuanto al contenido, pues la esperanza es lo que se llama vulgarmente la media, un conjunto aleatorio es un conjunto cogido al azar de acuerdo con unas ciertas probabilidades y el problema está en cómo definir el "conjunto medio" de varios conjuntos.

Hay varias definiciones propuestas, y el trabajo estudia qué relaciones hay entre las que dieron Aumann en 1965 y Herer en 1987.

La longitud del trabajo es de 48 páginas y supone unos 6 meses de trabajo a ritmo alto (supongo que esto es más orientativo que los detalles técnicos de qué se hace en él). Es el trabajo al que se hace referencia en la web

http://www.cx.unibe.ch/~ilya/rsbook/corrections.html

complementaria al libro "Theory of Random Sets" de Ilya Molchanov, como ya conté en ese momento (perdón por la vagancia de no buscar el enlace).

Bliss dijo...

Ummm... quite interesting...

Todavía recuerdo cómo el problema de los conjuntos hizo jurar en hebreo a mi padre (matemático de pro) cuando intentaba entender para qué pugnetas servían y enseñárselo posteriormente a su hija mayor que en ese momento contaba con la tierna edad de 7 años y ya despuntaba claramente como "de letras"

Buscaré el enlace al libro que mencionas, no te preocupes ;-)

Pedro Terán dijo...

>contaba con la tierna edad de 7 años

Hoy en día, se llega a la universidad sin haber oído hablar nunca del tema. Así nos va, yo he estado esta mañana haciéndoles ejercicios de probabilidad a los de primero y tienen problemas como confundir la unión con la intersección, cuando en el instituto nosotros hacíamos problemas mucho más difíciles que esos. Por no decir que nuestra edad de confundir la unión con la intersección y el símbolo de mayor con el de menor era a los 6-7 años.

Tengo dos alumnas enfadadas porque hace un par de años cayó en un examen una pregunta como: "Si el IVA que se aplica a los libros bajase del 16% al 4%, ¿como quedaría afectado el precio medio de los libros de tal y cual?". Bueno, pues me dicen que cómo van a saber ellas contestar a esa pregunta (la respuesta *no* es que el precio bajaría el 12% sino el 10,34%).

En fin, si un alumno de Económicas considera que no tiene por qué saber decir cuánto costarían las cosas si el tipo del IVA variase, ¿quién es el que lo tiene que saber?

¿O es que lo que quiere es que le den un papel que ponga "Licenciado en Tal y Cual" después de dedicarse a sacar pelusilla del ombligo durante x años?

Bliss dijo...

¡Dios Bendito, es terrorífico! (Y te lo digo completamente en serio :-(