domingo, 26 de junio de 2011

viernes, 17 de junio de 2011

Abstract

Es como repetir un chiste, pero aun así me ha hecho gracia.


BEYOND RHYME AND REASON

Panolio della Vita
Universitá "La Pazienza", Roma


Abstract: Examples have long been known of group actions which have no rhyme or reason. However, it was recently found out that, in some cases, weaker properties are satisfied. For instance, a pillow fight flash mob is a group action without rhyme or reason, but it has a quasireason under the assumption of a quirky sense of humour. In this paper, we continue our research on the `almost rhyme or reason' properties of nonsensical group actions. Our main result is that a generalized chaotic semi-nonsense has at least a weak rhyme and a pseudoreason. It is conjectured that pseudoreasons can be infinite in number (contrary to the fact that a group action has finitely many reasons).

miércoles, 15 de junio de 2011

Ayuda

Me vendría bien tener un programa para gestionar mis PDFs.

Cosas que no necesito hacer:
Usarlo de ninguna forma para crear una bibliografía, ni para exportar datos bibliográficos para hacer citas, ni nada de eso.
Usarlo para no sé qué de redes sociales de encontrar investigadores.
Usarlo para leer o gestionar los metadatos de los artículos.
Usarlo para hacer anotaciones en los artículos.
Aprender a resolver el cubo de Rubik.

Cosas que mi programa soñado tiene:
Me bajo el programa y, por un proceso automatizado en el que yo no intervengo en absoluto, inventaria todos los PDFs que tengo en el ordenador.
Sustituye al Adobe Reader como lector por defecto de PDFs.
Funciona en segundo plano haciéndose con todos los PDFs que me bajo.
Puedo copiar y pegar de los PDFs a un procesador.
Haciendo click en el botón derecho mientras leo me da la opción de definir etiquetas para el artículo, y puedo tener en pantalla a la vez varios filtrados distintos por etiquetas distintas.
También, si puedo tener dos PDFs abiertos y leerlos a la vez ocupando cada uno la mitad de la pantalla, pues hombre, a nadie le amarga un dulce.

El objetivo es:
Manejar un volumen de bibliografía de interés secundario mayor del que puedo llevar usando la cabeza y escribiendo las etiquetas en el nombre del PDF. Son artículos que me gustaría poder volver a encontrar si quiero echarles un ojo, pero sin acordarme de cómo se llama el autor, ni en qué revista aparecieron, ni cuál era el tema, ni con qué parte de mi investigación estaban remotamente conectados, ni en qué carpeta los guardé. Para los artículos importantes, ya me acuerdo de todo yo solo :)


Se agradecen sugerencias :)

lunes, 13 de junio de 2011

Conocidos conocidos (III)

La azafata más sexy que me haya atendido en un avión se inclina hacia mí; lleva en la mano una lista de pasajeros salida de una impresora matricial.

-Bonjour, monsieur. Vous avez une connection, destination Madrid, c'est correct?

(Según una creencia surgida de la teoría de los "muchos mundos", en algún universo paralelo o para lelos eso había sido una excusa para añadir: Mon frigo refroidit trop, veuillez-vous venir chez moi ce soir pour le fixer?)

-Ah, ouais, c'est ça.

-Que mira, hemos salido con mucho retraso y es impredecible lo que podemos tardar o no en aterrizar. Tu equipaje está etiquetado como "short connection", en cuanto aterricemos será lo primero que salga de la bodega y se transportará directamente al otro avión. Tú te montas en una furgoneta que te llevará a la puerta de embarque; si no llegas a tiempo, nosotros nos ocuparemos del equipaje hasta que llegues a Madrid. C'est tout bien compris, monsieur?

-Oui, bien sur. Merci beaucoup.

Me bajo del avión con mi equipaje de mano, monto en la furgoneta, arranca con mucha prisa.

Y me quedo mirando al tío que está sentado al lado:

-Urrutia. ¿Qué haces tú aquí?

Urrutia se volvía a pasar las navidades a casa de sus padres. Era una cosa improvisada, y mediados de diciembre no es buena época para comprar billetes de avión. Eso explica qué hacía, como yo, atrapado en la absurda ruta Glasgow-Bruselas-Madrid con Sabena. Cuando yo compré el billete, Glasgow-Bruselas-Madrid ida y vuelta me salía más barato que Glasgow-Londres-Madrid con British. Al año siguiente, Sabena quebró. Ya, a mí tampoco me sorprendió.

-Es que estoy estudiando en Glasgow, me voy a pasar las vacaciones a Gijón.

-Pero si ayer mismo estuve con Nici.

Yo, perplejo. ¿Cuál es la probabilidad de que tres que han ido a clase juntos estén en la misma ciudad extranjera, y dos se vuelvan a España el mismo día en una ruta implausible como Glasgow-Madrid vía Bruselas?

El caso es que él y yo prácticamente pasamos el día juntos, porque, tras habernos conducido a toda prisa a la puerta de embarque, el vuelo acabó saliendo con hora y veinte de retraso, y además al llegar a Madrid descubrimos que habían perdido nuestro equipaje, así que hicimos cola juntos un buen rato para reclamar.

Teníamos justo delante lo que parecía un intelectual francoalemán de unos 45 que combinara la politología con la escalada en los Alpes. Llevaba del brazo una rubia de Europa del Este, por lo menos veinte años más joven que él, con un abrigo de terciopelo rojo. Sin cortarse -estábamos en Madrid y no tenían por qué no saber español- Urrutia me suelta en voz alta:
-Como dicen en las películas, esa es por lo menos su sobrina.
Pero, bueno, ese rol de gracioso es el que había adoptado siempre en el instituto. Por eso me resulta simpático que el de la clase que se ha hecho famosete sea él.

Dejé a Urrutia en Madrid, planeando pasar el último año de la carrera en casa de sus padres con una beca Erasmus (en el examen de idioma, no creo que sacara mala nota). Lo siguiente que supe de él es que había abierto un restaurante en Gijón, Paladares. ¿Restaurante?, dije yo. A fecha de hoy no sé si se estuvo quedando conmigo con lo del Erasmus, o qué.

En 2002 ganó el campeonato de España de cocineros, lo que le llevó a representarla al año siguiente en el Bocuse d'Or, que dicen que es un premio prestigioso. Allí no quedó muy bien, y para más inri Telegijón había enviado un equipo especial para cubrir el evento. El primer plato a elaborar era trucha de los fiordos noruegos y el ganador fue el representante de Noruega, sin que con esto quiera yo más que subrayar lo impredecible de esta coincidencia.

2003 fue también el año en que a Alejandro le dieron una estrella Michelín, algo tan desusado en mi ciudad como ver a Lenny Kravitz echando pan a los patos en el parque. Cerró Paladares y se metió en un proyecto difícil de entender y de explicar, con el que obtuvo otra estrella en 2006: Gallery Art & Food ("Arte y comida unidos por la traumatología").

El concepto Gallery, dicho en mis palabras, consistía en dejarse un mínimo de 30 euros por comer en plato cuadrado debajo de un Lichtenstein. A mí me perdonarán, pero paso. Me conformo con el dibujo de mi sobrina que tenemos en la puerta de la nevera, una Hello Kitty en bicicleta que, sin ser un Poulain, todo sea dicho, está bastante majo. Está calcado, lo que la acerca más a Lichtenstein que a Poulain.

En 2007 vino lo más sorprendente; o, a lo mejor, igual que la trucha noruega, exactamente lo que cabía esperar visto lo anterior: Givenchy le encargó 15000 "gominolas de alta cocina" para repartir en El Corte Inglés.

Entre Lichtenstein y las gominolas de alta cocina, la cosa empieza a tomar un cariz de vendida de moto mediática... aunque no tan original como las gallinas de Adrià a las que sólo daban de comer espárragos para que pusieran huevos con sabor a espárrago.

Al año siguiente Urrutia sale en el programa Con nombre propio del Canal Huevo Frito (que le llamo yo), en el que varios jóvenes cocineros se turnan para enseñarnos sus recetas. En sus programas se hacen recurrentes guiños pseudo-artísticos bastante mal traídos, como la receta del pig al pop art, un "cochinillo deshuesado con flan de champiñones". Nos dice la Wikipedia que
El Arte Pop ... se caracteriza por el empleo de imágenes de la cultura popular tomadas de los medios de comunicación, tales como anuncios publicitarios ... en oposición a la cultura elitista ... además de resaltar el aspecto banal o kitsch de algún elemento cultural, a menudo a través del uso de la ironía.
¿Cómo sería un pig al pop art? ¿Quitándole al cochinillo la típica manzana de la boca para ponerle la capucha de Batman?

Pues de cochinillo popular tiene poco, vean la foto:

Lleva gelatina de tomate y spaghetti de aceite, y tiene ingredientes como kappa, micri, agar, germinados de tahoo, y goma xantana. Micri significa Miguel y Cristina, por cierto. Si en la investigación química se descubrió el curio, ¿por qué en la gastronómica no se iba a descubrir el micri?

En fin, últimamente lo tengo perdido. Cuando puso una flor encima de un taco de bonito (creo que era), calificando esa acción como "darle un toque Andy Warhol", me dije: "Ahí te has pasao, Urrutia. Aunque hayamos ido a clase juntos, tomaduras de pelo las justas..." ;)

domingo, 12 de junio de 2011

Por cultura general ;)

Algunas cosas en las que pierden el tiempo los profesores en vez de estar corrigiendo tu examen:

-Corregir otros exámenes.
-Poner otros exámenes (0'5 días/examen).
-Hacer tutorías (0'8 días/semana) y resolver dudas del último día (1 día/examen en los grupos grandes).
-Cuidar otros exámenes (0'5 días/examen).
-Atender a alumnos que preguntan cuándo estará su nota (esto tiende a ocupar todo el tiempo disponible que tenga el profesor, más el que tenga para dedicar a su blog y contestar al telefonillo del portal).
-Sacar las notas de otros exámenes (0'5 días/examen).
-Hacer revisiones de otros exámenes (1 revisión = depende, este año con los de Bolonia 1 día).
-Enseñar exámenes a alumnos que vienen fuera del plazo de revisión.
-Hacer tutorías fuera del horario de tutorías.
-Reuniones con el director del Departamento para la asignación de la docencia del curso próximo.
-Reuniones para discutir las guías docentes del curso próximo.
-Escribir las susodichas.
-Consejo de Departamento para aprobar el plan docente y las guías docentes (0'5 días).
-Cuidar y corregir exámenes de P.A.U.
-Corregir pruebas de artículos enviadas por la editorial.
-Hacer exámenes de inglés y otras tareas que a la burocracia universitaria le haya apetecido que hagas.
-Leer 15-20 correos al día y contestar a los que toque.
-Dar largas a los editores que reclaman informes de evaluación que debes hace meses.
-Dar largas a los editores que reclaman la versión revisada de un artículo que llevan meses esperando.
-Pedir y preparar papeles que hay que enviar a Madrid para horrendos procesos burocráticos.
-Preparar presentaciones para los congresos de junio-julio.
-Preparar viajes para el verano (congresos o estancias de investigación).
-Preparar informes de actividad de proyectos de investigación, o solicitudes de proyectos, o solicitudes de ayuda para la organización de congresos.
-Solicitar plazas para el curso que viene.

Hasta he oído que de noche duermen en vez de seguir corrigiendo, ¡como si la esclavitud se hubiera abolido o algo! ¿¿No se dan cuenta de que tardarían la cuarta parte si le dedicaran el día y la noche corrigiendo con las dos manos a la vez??

Lo que hace falta es reemplazar a estos vagos por profesores transgénicos con genes de pulpo.

domingo, 5 de junio de 2011

Hala otra vuelta al molino

Hace unos meses se difundió en algunos blogs la lista de revistas científicas elaboradas por la ERA (un organismo australiano que ahora no recuerdo qué significa) y que recomiendo a quien quiera publicar en un campo en el que no domine cuál es el "status" de cada publicación. A partir de una gran encuesta, se elaboró una lista de revistas internacionales clasificadas en cuatro categorías: C, B, A y A+.

C serían revistas "del montón", dentro de lo que es tener una revista y que haya gente de otros países que quiera publicar su trabajo en ella (!). B serían revistas más selectas, A de primer nivel y A+ la crème. En términos futboleros, que pronto sustituirán al sistema internacional de unidades ("-En la manifestación había 20000 personas. -¿Y eso cuánto son? -Pues como para jugar 1000 partidos de fútbol. -¡Oh, cuánta gente!"), supongo que si C fuera la Primera División, B serían los que juegan la Liga Europea, A la Liga de Champiñones y A+ los que llegan a las semifinales y pelean por el título (más o menos, siempre los mismos).

La verdad es que los listados por índice de impacto y similares dan resultados absurdos para algunas categorías problemáticas, como la de Estadística y Probabilidad, mientras que la lista de la ERA es muy exacta (sin librarse la frontera entre A y A+ de algunos sesgos que favorecen a las revistas de comunidades más grandes).

Mirando qué tal estaba situado yo (ay, el ser humano...) me encontré lo que ya sabía inconscientemente pero no quería reconocer. Casi todos mis artículos están en revistas A, sean de la categoría de Matemáticas, Matemática Aplicada, Ciencias de la Computación o Investigación Operativa. En cambio, todos mis artículos publicados en revistas de Estadística y Probabilidad están en revistas C.

Para mí, esto es un absurdo. No entiendo cómo puede pasar que envíes un artículo a una revista B de Probabilidad y ni siquiera se envíe a referees, y luego lo envíes a una revista A de Matemáticas, donde compite por el espacio con trabajos de Álgebra, Topología, Análisis, Geometría, etc. y te lo quiten de las manos. Debo de ser tonto, porque llevo diez años tropezando en la misma piedra.

Creía que lo de la última vez no era superable, pero lo de hoy es mejor aún. Me llega la contestación de un artículo (es lo que voy a contar en Soria en septiembre). El artículo, como de costumbre cuando envío a revistas de mi área, no ha llegado a referees. La valoración que hace el editor asociado que ha manejado el artículo es:
By briefly glancing at the paper, it is quite clear that this is an impressive work of mathematics.
Yo ya no sé qué hacer. Evidentemente el rechazo sistemático en las revistas de mi área me ha motivado mucho para mejorar (el efecto "no podrán conmigo"), pero es que llega un punto en que te queda claro que, mejores lo que mejores, simplemente no te van a escuchar nunca mientras no hables de sus temas de moda. Son como el fandom de la ciencia-ficción, tienen su propio Zeitgeist que pasa por encima de cualquier consideración de calidad literaria (o matemática en este caso).

viernes, 3 de junio de 2011

Efemérides personal

Hoy hace 10000 años del examen final de Álgebra I.

Había una pregunta que era poner un ideal generado por dos polinomios como producto de ideales principales primos. A mí me costó una rato larguísimo siguiendo fielmente la teoría general, y el Sr.R factoriza el segundo polinomio (el primero ya era primo), hace unos cálculos por la cuenta de la vieja y se lo ponen bien.

Ahí sí que tuve la sensación de que me habían tomado el pelo en clase. ¿Para esto tanta teoría abstracta?

miércoles, 1 de junio de 2011

Chi lo sa?

La cara A: Material introductorio de Theory's empire: An anthology of dissent.
La cara B: Material introductorio de The critical tradition: Classic texts and contemporary trends.

Con lo fácil que sería que a cada uno su teórico de cabecera le dijera lo que tiene que pensar. Qué mundo tan sencillo.