viernes, 2 de junio de 2006

Por no seguir en la misma línea

Resulta que hoy recibo un emilio con el siguiente

Asunto: Professor, ask some questions about fuzzy random sets

Aquí ya hay un cierto despiste, pues no soy "professor" (equivalente a "catedrático seleccionado dedocráticamente" en el sistema académico estadounidense) y tras el paso de la LOU ni siquiera tengo la categoría de profesor, pero bueno, esa es otra y hemos dicho no seguir en la misma línea.

El mensaje comienza así (no lo pongo entero porque no he pedido permiso al autor para andar enseñándolo):

Dear Prof. Teran,

I am sorry to disturb you. I am a graduate student of statistics. AndI have some
questions about fuzzy randon sets (fuzzy random variables), but there is no one can give
a better answer, so I only turn to you for help.


Claro, Josemari "Jefus Maximus" me dirá que ya me toman el brazo hasta los estudiantes extranjeros; por otra parte esto podría venir de cualquier amiguete que se hubiera hecho una cuenta de hotmail, pero dada la lejanía del 28 de diciembre y el 1 de abril y la poca confianza que tengo en que el sentido del humor de los amiguetes pueda alcanzar tales picos de sofisticación, me he planteado que es un mensaje genuino y como tal lo he contestado.

El mensaje me hace reflexionar sobre algunas cosas, sobre todo qué es ser una persona pública (cosa que por suerte yo no soy). Ser una persona pública es influir sin saberlo en las vidas de muchas otras personas que uno no sabe siquiera que existen. Ni qué piensan, ni qué opinan de esa influencia, ni cómo reaccionan a ella, ni si es grande o pequeña... aunque a mayor número de influidos sólo cabe esperar encontrar casos de personas cuya vida haya sido drásticamente afectada.

Drásticamente afectada significa, por ejemplo, esas horrorosas chapas de "I owe my life to Star Trek" (o sea, me parece muy bien que los padres de alguien se hayan conocido en un sitio donde es educado hacer cosas raras con los dedos, llevar orejas de punta y decir "Pásame la sal y el diccionario de Klingon, quieres"; pero, ¿alguien cree que sería normal un "Yo debo mi vida a Hacienda" o "Mis papás se conocieron haciendo guardia en la puerta de Rocío Jurado"?)

Cuando yo hacía radio, tuve una vez una conversación con otro de los componentes del programa. Hablamos del maravilloso éxito de qué gozábamos; vamos, que no nos oía nadie. Debido a la precariedad técnica de las emisoras por las que pasamos, nunca llegamos a tener cobertura ni siquiera en todo Gijón. El caso es que Miguel veía las cosas en términos de impacto: había que tener muchos oyentes, el objetivo era llegar a mucha gente, hacer el programa era divertido (era muy divertido) pero ¿de qué servía preparar el programa, o poner carteles si los interesados no podían oírlo?

Todo esto tenía mucho sentido, y de hecho yo pensaba lo mismo, pero tengo alergia a la unanimidad así que le dije: Hombre, no te voy a decir que yo no querría que se nos oyera en todo Gijón, claro, tanto por el programa como por los que venís de más lejos a hacerlo, sobre todo Marcelino que lo suyo es heroico (Marce vivía a tres autobuses de distancia del estudio... dos de ellos interurbanos). Entonces discutimos abiertamente cuántos oyentes creíamos tener, acordando la cifra de cuatro. Le dije: ¿Quién serán esas otras tres personas? (porque de uno sí sabíamos que era real) En este momento puede haber tres personas, que no sabemos quién son, en alguna parte de Gijón, a lo mejor tampoco se conocen entre sí pero los miércoles a las siete y media hacen lo mismo. Entre todas las infinitas cosas que podrían hacer, lo que hacen es oír las tonterías que decimos. A lo mejor antes hacían otra cosa a esa hora, a lo mejor salían a correr o iban a la biblioteca, o bajaban al súper a esa hora, y han cambiado de hábitos para escucharnos a nosotros. Prefieren escucharnos a nosotros: a mí eso me parece algo mágico.

Con lo que les he traído de vuelta, sin que se dieran cuenta, al emilio de hoy: de entre todas las personas del universo, ese doctorando asiático despistado ha decidido dirigirse a mí para una consulta técnica. Sin yo saberlo, en algún momento indeterminado del pasado hubo un doctorando asiático leyendo alguno de mis trabajos.

¿Qué estaría yo haciendo en ese momento? Dada la diferencia horaria, es fácil decirlo: dormir.

23 comentarios:

Bliss dijo...

Desde luego no es comparable el deber tu existencia a la ya inexistente Rocío Jurado que ser a los ojos de un doctorando asiático la única persona en el mundo de la estadística que puede solucionarle sus problemas con los "fuzzy random sets" (manda eggs...). Sinceramente, Peter, a mí se me pondrían los vellos como escarpias y no habría silla "wide enough" sobre la que sentar mis posaderas (si a estas alturas de mi inexistencia las tuviera) (*)

(*) Manifestaciones exclusivas obtenidas en sesión de Oui-ja con el espíritu de Bliss, quien, tras la lectura etérea del "post" en cuestión, lamenta entre quejidos escalofriantes la precipitación con la que tomó la decisión del suicidio.

Pedro Terán dijo...

Ya sé de dónde es: de la Universidad de Zhejiang, que está en Hangzhou (China), "que es una bella ciudad famosa por el Lago del Oeste".

Lo de la fama de la ciudad de Hangzhou viene a confirmar que es majete pero bastante despistado.

Bliss dijo...

No creo que sea el despiste el que lo han llevado en tu busca, más bien parece razonable que los residentes de China encuentren en la estadística la única forma de dar sentido a tanta "variable" como les deber rodear.

Perdón por mi ignorancia pero... ¿no es un poco redundante lo de "fuzzy random variables"? Snif...

Pedro Terán dijo...

¿Qué parte te parece redundante, "random" con "variable", o "fuzzy" con "random"?

Bliss dijo...

"Variable" con "random", porque ¿en "random" no va un poco implícito lo de "variable"? (ahora viene cuando con dos explicaciones matemáticas me destrozas, pero, ¡estoy psicológicamente preparada, adelante!)

Pedro Terán dijo...

Pues hombre, yo no lo había pensado así pero tiene su lógica. Lo que ocurre es que el desarrollo histórico es al revés: la palabra "variable" se ha usado desde siempre y luego se añadió lo de "aleatoria" para distinguir las situaciones deterministas (que se supone que obedecen a una fórmula) de las que no.

Desde los años 50, "variable aleatoria" se suele emplear sólo para valores numéricos, y en otros casos se puede hablar de un "vector aleatorio", un "conjunto aleatorio", una "función aleatoria", un "perro aleatorio" o lo que sea. Es decir, que en realidad "variable aleatoria" se ha quedado como sinónimo de "número aleatorio", que sería menos redundante.

(Excepto cuando se habla de generar números aleatorios, en cuyo caso nunca se diría "generar variables aleatorias" porque uno genera números concretos)

La definición técnica de "variable aleatoria" mejor no te la digo salvo que tengas mucha curiosidad.

Bliss dijo...

Hombre, pues ya puestos, no quisiera quedarme con las ganas de saberlo, pero a condición de que, además de la definición técnica, me lo expliques un poquillo, porque si no se me va a quedar cara de haba :8 (y sobre todo por aquéllo del "nunca te acostarás sin saber una cosa más", que espero poder dejar para mañana, ya que a estas horas me temo que no se me arregla)

Cenkius ;-)

Pedro Terán dijo...

Una variable aleatoria es una función de un espacio probabilístico (Omega, A, P) a la recta real tal que la anti-imagen de cualquier boreliano está en A.

Bien. Un espacio probabilístico es una terna (Omega, A, P) formada por un conjunto, una sigma-álgebra sobre ese conjunto y una probabilidad definida sobre esa sigma-álgebra. Por su parte, la recta real es el conjunto de los números reales; la anti-imagen de un conjunto es el conjunto de elementos cuyas imágenes están en ese conjunto; y los borelianos son los conjuntos pertenecientes a la sigma-álgebra de Borel, que es la menor sigma-álgebra que contiene a los intervalos.

Así podría seguir definiendo sigma-álgebra, etc., durante un rato, pero creo que la idea "ya ha quedado clara" :)

Ah, que se me olvidaba la explicación. Una variable aleatoria formaliza la idea de valor obtenido al azar. En esa formalización, el valor obtenido depende del "estado de la naturaleza" (el conjunto de todas las circunstancias que podrían afectar a la experiencia, y que no es controlable: esto es el conjunto Omega). El resto son detalles técnicos para garantizar que tiene sentido asignar un valor numérico a la probabilidad de que el valor obtenido al azar esté dentro de un intervalo cualquiera (por ejemplo, que la altura de una persona cogida al azar esté entre 1,60 y 1,75).

Bliss dijo...

Aaaahhh! Entendido :)

Muchas gracias, Pedro. Hoy puedo dormir tranquila con mi ración diaria de nuevos conocimientos ;-)

Pedro Terán dijo...

Ya dije yo que era mejor no entrar en ello.

Bliss dijo...

"On the contrary", mi agradecimiento es sincero.

Pedro Terán dijo...

Bueno, en ese caso me quitas un peso de encima.

---
Y esa costumbre spanglishta (spanglishta, u.t.c.s.: dícese del que practica el spanglishmo), ¿qué origen tiene? Es decir, ¿en el lenguaje oral haces lo mismo?

Bliss dijo...

Aunque en rigor mi forma de escribir "sometimes" sí puede tomarse por "spanglishmo", si profundizamos un poco en la definición y uso de tal forma de hablar/escribir (http://es.wikipedia.org/wiki/Spanglish) verás que en mi caso no es tal, ya que no sólo acoto los términos que tomo prestados del inglés sino que no los gramaticalizo españolizándolos, como sería el caso de "todas las noches, mi baby toma un glasso de leche" o "la llave del agua estaba likeando toda la noche".

En cualquier caso, tu pregunta: Pues sí, me temo que tengo ese mal hábito, me quedó del sarampión, aunque trato de disfrazarlo de “deformación profesional”. Ya lo iré corrigiendo, "sorry" ;-)

Pedro Terán dijo...

El spanglishmo era un invento mío para no decir "spanglish" precisamente por eso.

El glasso y el likear parecen estar en dos categorías distintas, al fin y al cabo el español no tiene una palabra específica para decir "likear". En esa frase, sin ir más lejos, ni "la llave del agua perdió toda la noche" ni "estuvo perdiendo" son satisfactorias, no sólo por introducir resonancias espurias de otros sentidos del verbo "perder" sino porque la propia construcción de la frase fuerza un uso literalmente y no sólo fingida o pragmáticamente intransitivo de "perder": al decir que la llave *del agua* estuvo "perdiendo" *durante* un periodo de tiempo ya no podemos decir qué es lo que estuvo perdiendo.

Pero al decir que estuvo likeando, todos esos problemas no aparecen. Es curioso, porque yo no me había planteado que un uso perfectamente inocuo de un verbo pudiera dejar de funcionar bien, simplemente por cambiar el aspecto.

(Aunque "La llave del agua lleva perdiendo toda la mañana" funciona bastante bien. Misterios del lenguaje)

Bliss dijo...

¿Y qué te parece "gotear"? En mi tierra, y está recogido por la RAE (ya ves el uso que los filólogos le damos al diccionario, que te la tenía guardada) podría decir "el grifo esculló toda la noche"

Kisses ;-)

Pedro Terán dijo...

Según el DRAE,

gotear.

1. intr. impers. Caer gotas pequeñas y espaciadas al comenzar o terminar de llover.
2. intr. Dicho de un líquido: Caer gota a gota.
3. intr. Dar o recibir algo con pausas o con intermisión.


no veo cómo se podría decir que la llave del agua gotea. En todo caso habría (según el DRAE) que decir que el agua gotea de la llave, pero lo de que "El agua estuvo goteando de la llave toda la noche", "Estuvo goteando agua de la llave toda la noche" o "Estuvo goteando de la llave del agua toda la noche" no queda muy allá.

:p

Lo de escullar puede ser, según el DRAE:

escullar.

1. tr. vulg. escudillar (ǁ echar caldo o comida en escudillas).
2. intr. Burg., Cantb. y Pal. Dicho de un líquido: Gotear o escurrir de una vasija u otra cosa.


Aunque aparentemente habría que decir también que "estuvo escullendo de la llave del agua" (si admite esa forma impersonal), no que la llave era la que escullía.

Bliss dijo...

No es mi intención ser reiterativa, vulgo "cabezona", pero ateniéndonos a la tercera acepción que el DRAE atribuye a "gotear", sí podríamos decir "la llave del agua gotea" puesto que la llave del agua dio agua toda la noche con pausas o con intermisión.

Así mismo podríamos decir de "escullar", cuyos gerundio y pretérito imperfecto, dicho sea de paso, son "escullando" y "escullaba" respectivamente.

Más :p

Pedro Terán dijo...

Verdad, verdad, no sé por qué me empeño en que es "escullir".

En lo de la tercera acepción no estoy de acuerdo, mejor dicho me parece que es incorrecta (a mi desentrenado modo de ver) porque la definición de un verbo intransitivo no puede ser "dar algo" salvo que el énfasis se ponga en la acción de dar y no en lo que se da. Según esa acepción, lo mismo podríamos decir que el grifo goteaba porque "daba algo", que la cajera del banco goteaba porque "daba algo", o que mi cuenta de correo electrónico gotea porque "recibe algo". En mi más que humilde opinión, lo que gotea es el agua, el dinero o los emilios, no las personas que los dan o los reciben. Esto queda evidenciado en expresiones comunes como "un goteo de quejas", "de información", etc. O sea, que lo de Marbella es un goteo de escándalos, no un "goteo de Marbella".

Bliss dijo...

Me temo que en esta ocasión, y ante tal despliegue de argumentos, no me queda otra que morderme la lengua, lleva Ud. razón. Pero (me revuelvo como gato panza arriba, lo siento) en el caso que nos ocupa, la sustitución del verbo "gotear" por "likear" creo que es perfectamente oportuna, ya que también en la frase propuesta se dice "estuvo likeando" como podría haberse dicho "estuvo oteando".

En cualquier caso su argumentación es realmente "thorough", lo que viene a refutar mi percepción de que un matemático es alguien que sabe utilizar bien las herramientas a su disposición, sean cuales sean.

Agradecida :-)

Pedro Terán dijo...

Pues ya decía yo desde el principio que likear me parecía bien (dentro de la horrorosa pinta que tiene).

Y como sigas con el tema de la calculadora, te vas a arrepentir... ;)

Bliss dijo...

Ay, creo que mi cordura no es tan firme como pensaba: empieza a fallarme también la capacidad de expresarme inteligiblemente. Y es que cuando digo que "la sustitución del verbo "gotear" por "likear" creo que es perfectamente oportuna" me refiero a que en español sí tenemos en "gotear" la palabra especifica a utilizar en vez de "likear" como haría un un "spanglishta" (ver tu comentario al respecto)

Ufff, también empiezo a sentir mareos al ver tanta comilla junta en un solo párrafo. ¿Será otro síntoma de insania? En fin, mejor me pongo mi diccionario bajo el brazo como todas las noches, hago un pis y me voy ya a la cama, que mañana será otro día.

:x

Pedro Terán dijo...

O sea que tú decías "sustituir ... por ..." en inglés pero en un despiste te salió en español. Claro, con eso de mezclar es lo que pasa.

Yo creo que no. Lo de que caían gotas de la llave del agua te lo has inventado tú, a lo mejor era una fuga pequeña que iba resbalando y cayendo por la pared. Entonces sería likear (o escullar) pero no gotear.

Bliss dijo...

No me gusta eso de la endogamia bloggera, no quiero remitirte a mi blog como si estuviera haciendo alguna publicidad sobre el mismo (que no es lo que pretendo) pero la última palabra que tengo sobre este tema la he escrito ahí especialmente dedicada a tí.

:p