martes, 13 de junio de 2006

Antropología en jarra

Esto prueba dos cosas:

1. Que McLuhan tenía razón y lo que queremos es experimentar roles que son imposibles en nuestra vida cotidiana.

2. Que atraigo estas cosas, porque esto lo he conocido a través de las estadísticas al entrar su autor en mi blog, supongo que dedica su tiempo libre a darle al botón de "Next blog" (¡ya estamos sufriendo el uso publicitario del botón de "Next blog"!)

No perderse los comentarios, los hay buenísimos.

13 comentarios:

Pedro Terán dijo...

Debería haber dicho "el autor o alguno de sus colaboradores espontáneos".

Bliss dijo...

Manda uebos…

Pedro, me intriga ese afán determinista que tienes: “2. Que atraigo estas cosas…”

Pedro Terán dijo...

Voy a usar yo también el método del diccionario:

ironía.
(Del lat. ironīa, y este del gr. εἰρωνεία).
1. f. Burla fina y disimulada.
2. f. Tono burlón con que se dice.
3. f. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.


Léase a la luz de:
Es lo que tienen los prejuicios, que uno prefiere llamar incomprensible a lo que le pasa, antes que admitir que en el mundo real las cosas no son como él las ve.

Bliss dijo...

Aaaahhhh... o sea que volvemos a los problemas con la vista. A ver si lo que calificas como "poca memoria visual" no es más que aumento paulatino de dioptrías (que conste que lo digo por experiencia propia).

Pedro Terán dijo...

En mi caso sufro más bien un descenso de dioptrías. A ver si lo cuento un día de estos.

Bliss dijo...

Corrígeme si me equivoco, por favor, pero todo depende del punto de vista (nunca mejor dicho): suben las dioptrías en la lente porque bajan en el ojo. ¿No es así?

Pedro Terán dijo...

Eso habrá que preguntárselo al Sr. R, que sacó sobresaliente en Ótica.

Pedro Terán dijo...

Quiero decir que tuvo que oír de todo antes de aprobar :)

Bliss dijo...

Pues nada, a ver si el Sr.R se pronuncia mientras esperamos a que llegue el día en que nos cuentes tu caso de "las dioptrías menguantes" (Ufff, me temo que a cuenta de las relaciones familiares, esta semana me he metido demasiada Agatha Christie entre pecho y espalda)

Sr.R dijo...

Una web sobre el tema de la miopía y demás.
http://www.educaplus.org/luz/lente1.html

La idea es que el ojo se deforma de manera que cambia la distancia focal (la inversa de la distancia focal es lo que se llama potencia y se mide en dioptrías). El efecto práctico es que la imagen dentro del ojo se forma más cerca (miopía) o lejos (hipermetropía) del lugar que le corresponde. La forma de corregirlo es anteponer una lente divergente (miopía) o convergente (hipermetropía) con el efecto contrario que compense el defecto. Pero, ¡¡ojo!! (nunca mejor dicho), cuando aumenta la miopía se reduce la distancia focal actuando como unalente convergente de más dioptrías, con lo cual lo corregimos con una lente divergente de más dioptrías. La compensación se hace con lentes convergentes/divergentes y no con más o menos dioptrías.
¿Donde está la trampa? En que el foco de las lentes divergentes es virtual (está en la zona anterior -la de procedencia de la iluminación-) y por lo tanto su valor es negativo. Como la potencia es el inverso de la distancia focal (en metros), las dioptrías son negativas.
En resumen, compensamos un aumento de las "dioptrías positivas" (miopía) del ojo con un aumento de las "dioptrías negativas" (lente divergente) en las lentes de las gafas.


-----

Sr. T, por el amor de Dios, no me mencione la ótica, que hoy pretendía tener un buen día.

Pedro Terán dijo...

Gracias, y todo esto lo hemos sabido sin tener que recurrir a ninguna oftalmóloga.

Pero respecto a la conveniencia o no de usar lentillas de forma cotidiana, ¿qué diría o haría la oftalmóloga?

Sr. R dijo...

La oftalmóloga las usa, pero ella misma reconoce que aumentan mucho el riesgo de infecciones aún siguiendo al pie de la letra las instrucciones. Además, no todo el mundo tolera lo que denominan "cuerpos extraños" en los ojos, eso sin contar que, inevitablemente, los reseca y están peor oxigenados. Por si fuera poco, hay que fiarse de los productos químicos de limpieza de las lentillas. No hace mucho Bausch&Lomb retiró uno del mercado que provocaba nosequé-itis.

Bliss dijo...

Muchas gracias, Sr. R, muy interesante. Nunca hasta ahora se me había ocurrido preguntarme por qué la graduación que indica el envase de mis lentillas estaba expresada como cifra negativa.