viernes, 23 de junio de 2006

Cambiando el mundo para bien

Por mi natural inclinación a que el mundo sea más seguro, he estado reflexionando últimamente sobre los accidentes de tráfico. He llegado a la conclusión de que el sistema actual por el que se reparten los carnés en España (básicamente, pones un pastón encima de la mesa y te llevas el permiso para toda la vida) es imperfecto, ya que los conductores peligrosos pueden cometer repetidamente infracciones que ponen en peligro la vida de honrados ciudadanos, sin que eso conlleve la pérdida del carné de conducir. Sería preferible, me he dicho, un sistema en que las infracciones conlleven una penalización acumulativa de forma que superar un cierto límite conlleve la anulación del carné. A este sistema lo he llamado "permiso con penalización acumulativa". Estoy tramitando la patente.

Es razonable que quienes obtengan el permiso partan, por ejemplo, de ocho vidas, que irían perdiendo conforme cometan infracciones. Para cumplir el objetivo declarado del sistema, que es alejar a los malos conductores de las carreteras e impedir que rompan más familias, me parece adecuado proponer las siguientes penalizaciones:

Por parar en el carril bus: Pérdida de 2 vidas.
Por llevar un detector de radares: Pérdida de 2 vidas.
Por advertir de la presencia de la autoridad sancionadora: Pérdida de 2 vidas.
Por no parar en un paso de peatones: Pérdida de 4 vidas.
Por conducir sin tener carné: Pérdida de 4 vidas (esta por ahora tiene el fallo de que ¿de dónde le quitas las vidas? Eh, que uno no puede pensar en todo).
Por negarse a efectuar la prueba de alcoholemia: Pérdida de 6 vidas y hasta pena de prisión si se pone farruco (que no Farruquito).

También se me ha ocurrido que los malos conductores que de estas formas pusieren en peligro la vida y la tranquilidad de sus convecinos, vayan a unos cursos de reeducación. Se podrían publicar en los boletines oficiales (tal como se viene haciendo con las multas) los listados de todos los condenados por ese motivo, de forma que las compañías de seguros lo tengan fácil para clavarles todo lo que puedan. Así aprenderán.

6 comentarios:

Bliss dijo...

Pues tu propuesta tiene un cierto tufillo a videojuego. ¿No crees que puede animar a los malos conductores a seguir en la brecha con el acicate de conservar las vidas?

Lo que me parece estupendo es lo de publicar esas listas en los BOEs como reclamo para las aseguradoras. Ya se sabe que sólo hacemos caso cuando nos rascan los bolsillos.

Anónimo dijo...

Lo de las aseguradoras me podría parecer bien o mal si las penalizaciones fueran distintas a las que yo digo. Pero como desgraciadamente no me las invento, me parece un escándalo.

Pedro Terán dijo...

Ese era yo.

Bliss dijo...

Acabo de ver el último anuncio de la DGT al respecto y es "talmente" un anuncio de videojuego: "mira que si te quedas sin puntos no juegas"

En fins.

Lo de las aseguradoras no creo que lo hagan, y tristemente creo de verdad que sería como más se convencerían los "malos".

Anónimo dijo...

Y yo me pregunto. Para qué servirá esto del carné por puntos? La gente circula sin carné y sin seguro a sabiendas de que es sancionable. Hay más de un millón de vehículos sin el correspondiente seguro mínimo. Y aquellos que lo pagamos religiosamente cada año, nos encontramos indefensos ante estos personajes. Y hablo en primera persona. Me encontré un "regalito" en el coche recientemente. Un vacino solidario vio al infractor darse a la fuga y tomó la matrícula, además de avisar al 092. Ha servido de algo? No. Ahora he de esperar que el consorcio me pague "parte" de los desperfectos, mientras esta persona se va "de rositas".
Carné por puntos? Me río yo de la DGT. Saludos a todos.

Pedro Terán dijo...

La verdad es que la indefensión frente a los que circulan "sin nada" y con las espaldas cubiertas por la posibilidad de declararse insolventes, es muy grande.

No sé si el consorcio responde bien ante estas situaciones, por lo que me dices no mucho (como cabría esperar).