miércoles, 17 de enero de 2007

Incorrectores (o: la creatividad al poder)

Supongo que se nota que vuelvo a dormir mal y la consecuencia es que el blog atraviesa de nuevo una fase de "Pedro contra el mundo".

Uno de los grandes misterios de la literatura científica es la afición de los correctores a incorregir el texto que les das. Qué suerte que a los panaderos no les dé por lo mismo, porque podría llegar a haber muchos muertos.

Durante las vacaciones de Navidad (también llamadas vacaciones de solsticio de invierno) me llegaron las pruebas de un artículo. Resulta que en él se usaban las variables aleatorias difusas para hacer un modelo aleatorio-difuso. Aunque la forma de generar nombres para objetos matemáticos es un poco confusa para la gente normal (el "conjunto vacío", por ejemplo, o llamar "esfera" a un cubo), la diferencia se puede entender con el siguiente ejemplo.

Si nos tomamos un café americano en España, entonces sería un café americano español. Pero no sería un café americano-español, aunque podría ser un café hispanoamericano si fuera cultivado en Colombia.

Por la misma razón, un modelo aleatorio-difuso no es un modelo aleatorio que es difuso; ni una variable aleatoria difusa es una variable aleatorio-difusa.

Pero cuando me llegaron las pruebas vi que la persona que había preparado el texto no era de la misma opinión que yo, y había decidido convertirlo todo en aleatorio-difuso. Ya lo dice la constitución de Estados Unidos: todos los guiones son creados iguales y tienen derecho a la libertad y a la búsqueda de la felicidad.

Así que, con paciencia, señalé todas las veces que aparecía la expresión "variable aleatorio-difusa" (unas 30), puse la corrección correspondiente por "variable aleatoria difusa" y además, para que no hubiera dudas, en la primera -que era en el título- añadí una nota explicando cómo tenía que quedar: todas las variables tenían que ser "aleatorias difusas" y todos los modelos "aleatorio-difusos".

Bien. Pues me he bajado la versión definitiva, que ya está en la página web de la revista, y han quitado todos los guiones: los buenos y los malos. ¿Casualidad? ¿Serendipia?

Menos mal que de salud estamos bien (menos el no dormir por las noches, claro).

1 comentario:

borjano dijo...

Cuando-tienes-problemas-de-sueño-escribes,--pero-cuando-duermes-no.---¿Casualidad-Serendipia?
---------------------------------------------------------------------------------------------