lunes, 4 de diciembre de 2006

El mar, la mar, ¿por qué me trajiste, padre, a la neolengua?

El mar es grande, y aunque la idea de vaciarlo con un cubo nos pueda dar un poco de pereza, ya Arquímedes inventó un sistema de numeración con el que podía poner nombre al número de granos de arena que cubre. Esto no obstante, la estupidez humana es tan insondable que la perspectiva de acabar con ella con un cubo del tamaño del mar está bastante más lejana.

Perdón: me refería a un cubo o cuba del tamaño del mar o la mar.

Aquí y aquí. Les dejo a ustedes la tarea de discernir a quién asigno el cubo y a quién el mar.

9 comentarios:

Bliss dijo...

Hay quienes aseguran que el tiempo es dinero, y que hacerte perder el primero es como hacerte perder el segundo. Personalmente prefiero que me hagan perder el tiempo leyendo absurdos (en ambos sentidos: la discusión me parece tan baldía en el caso del “cubo” como en del “mar”) a que malgasten el dinero que me quitan todos los meses en estupideces como ésta: Fuenlabrada

Pedro Terán dijo...

Esto de las señales como lo del proverbio del dedo que señala la luna, ¿no?, porque el propio consistorio reconoce que la señal no señala nada, está para quedarse mirándola y admirar su "no-sexismo".

Bliss dijo...

Si es que más parece un aviso a pederastas: ¡¡Eh, chicos, por aquí pasan colegialas de las de antes, con falda y coletas!!

Pedro Terán dijo...

Jajaja

Pedro Terán dijo...

Y el BNG propone que Galicia tiene que tener una hora de diferencia con el resto de España, la que "por su situación geográfica le corrresponde, como Portugal".

Sr.R dijo...

Bliss:
Lo de Fuenlabrada aún se queda corto respecto a lo que ví en Alemania. Concretamente, en unos aparcamientos de Aquisgrán (Aachen) y en otros de Colonia me encontré con unas plazas que ponían: "Nur für frau" y "Reserviert für frau", con sus correspondientes señales en el suelo de monigotes con falda. Pero eso no es todo: las plazas de marras eran de ancho especial, exactamente del mismo ancho que las reservadas para minusválidos. Y lo mejor es lo orgullosas que se veía a las mujeres con la "discriminación positiva"

borjano dijo...

Lo mejor sería llamar a las personas de TÚ "oye tú, eh tú, donde vas tú, etc.." y a las cosas llamarlas ESO "dame eso, toma eso, etc.." y a los animales meterlos en un a asociación feminista dedicada al cambio linguistico de las cosa y personas.

Pedro Terán dijo...

Ahora alguien diría:

¿Lo veis? Ahí está el sexismo, al leer "las plazas de marras eran de ancho especial" todos hemos pensado lo mismo.

Por lo tanto, ¡a partir de ahora no se podrá mencionar la expresión "plazas de ancho especial para mujeres"!

Bliss dijo...

Pathetisch! :-(