miércoles, 25 de octubre de 2006

Y no, no era un sueño

Uno de Lepe que llega a clase, primera práctica de ordenador del curso, considerándose bien pertrechado para luchar contra la ley de Murphy.

El mecanismo es fácil: uno se trae sus ficheros, los sube a una unidad en red donde sólo el profesor puede escribir y ellos se los cogen de allí. Nada puede ser más cómodo y rápido, ¿no?

Vale. Pues el de Lepe tiene el ordenador del despacho cascao y está funcionando con el portátil. Primer punto para Murphy: el portátil no tiene disquetera. El de Lepe se copia los ficheros al lápiz y además se los manda a sí mismo por correo electrónico, porque ya se las tiene tenidas con Murphy alguna vez.

Llega a clase y enciende el ordenador. Le sale una ventana diciéndole que no se tiene acceso a la unidad de red y que si quiere que ese recurso esté disponible la próxima vez que arranque. Murphy 2 - Pedro 0.

Total, que el de Lepe le dice que sí, enchufa el lápiz y por supuesto no han renovado el sistema operativo como el de Lepe juraría que habían dicho que iban a hacer. Así que el Windows 98 no le reconoce el lápiz. Bueno, 3-0. Pero tampoco pasa nada porque el de Lepe se había mandado los ficheros por correo electrónico.

El de Lepe va y se le ocurre reiniciar el ordenador mientras les reparte a los alumnos el guión de la práctica. Después, les explica el contenido de la práctica. Luego, el contenido del trabajo práctico voluntario que pueden hacer para final de curso. Mira a la pantalla, que sigue diciendo "Windows está cerrando". El de Lepe les cuenta varios chistes a los alumnos y les hace un número de Fred Astaire sólo que sin Ginger Rogers. Cuando ya no se le ocurre otra cosa más que cantar el "Opá", se le enciende una luz y les pregunta: ¿A vosotros también os ha salido que no teníais acceso a no sé qué? Sí, sí, le dicen. Bueno, entonces es que el servidor está caído y por demás estamos reiniciando. Mientras, "Windows está cerrando" todavía (4-0).

Así que el de Lepe desenchufa el ordenador y lo vuelve a encender. Entretiene a los alumnos mientras vuelve a arrancar, contándoles lo que está pasando y lo que vamos a hacer para solucionarlo: subirlo todo a una página de almacenaje de ficheros y que ellos se lo bajen de allí.

Se conecta al webmail de la universidad, se baja los ficheros y por aquello de que sólo una vez ha utilizado una página de ese tipo y se acuerda del nombre, allí que se mete. Claro, otra cosa es acordarse de la contraseña, así que se dispone a crear una cuenta nueva. Pero no, porque justamente de todos los servidores del mundo o de todos los servidores de box.net ése estaba caído. Ya he perdido la cuenta del marcador.

Así que el de Lepe trata de acordarse del nombre de la página que usa don Ángel Felicísimo para ese propósito, y por suerte acierta a la primera. Abre una nueva cuenta y sube los ficheros pero, Murphy mediante, las direcciones de acceso directo a los ficheros contienen unas cadenas alfanuméricas de veinte o treinta caracteres imposibles de transmitir a los alumnos y que las copien correctamente en su navegador. 6-0.

El de Lepe que no se rinde y les da a los alumnos el nombre y la contraseña de la cuenta que acaba de crear, para que entren y se cojan los ficheros ellos mismos. El de Lepe nunca creyó que esto funcionaría (vaya seguridad ofrece una página si permite entrar a un mismo usuario desde veinte IPs distintas a la vez) y de hecho no funcionó (7-0) pero algo tenía que hacer para ganar tiempo y pensar otra idea.

Así que mientras los alumnos intentaban conectarse infructuosamente yo, quiero decir, uno de Lepe, buscaba dónde andaría el botón de "compartir todo", que sabía que tenía que existir y estar en alguna parte, para que me diera una web a la que pudieran entrar, y por suerte fue una dirección sencilla y apta para la comunicación humana (Por fin el gol del honor, a por ellos oé...)

Y así acabó la cosa.

---
O no, porque cuando el de Lepe, tras haber preguntado varias veces si todo el mundo tenía los dos ficheros, en cierto momento dijo "Ahora vamos a abrir el fichero Practica_1_parte_2", la respuesta fue: "Ah, pero... ¿el otro también había que bajárselo?".

5 comentarios:

borjano dijo...

Pedro, por favor, avisame del día de la próxima práctica para acudir aunque sea de oyente.

Sólo faltaba que esto te hubiera pasado en media mark.

sr. r dijo...

Sip, avisa cuando toque la próxima clase que voy con Borjano a verla.

Pedro Terán dijo...

Yo ya no paso vergüenza ninguna en las aulas de informática pase lo que pase. Intento que ellos se lo pasen bien mientras tanto y ya está.

borjano dijo...

O sea que informáticamente eres un desvergonzado

Pedro Terán dijo...

O aún peor: un niño difícil.