jueves, 13 de enero de 2011

Santos Apapurcios, ruega por nuestros periodistas y políticos

Se está contando aquí, aquí, aquí o aquí que las autoridades alemanas pretenden multar con (hasta) 50000 euros a quien use Google Analytics, por vulnerar la privacidad de los internautas.

Nos dicen:
Esta herramienta gratuita de Google ofrece información de cómo se comporta un internauta en la red, qué páginas visita, etc, rastreando su dirección de protocolo de Internet. (20minutos.es)

Sucede que la herramienta de Google rastrea la dirección IP de los usuarios, permitiendo conocer la navegación de los mismos. (infobae.com)

Google Analytics rastrea las direcciones IP de los usuarios y registra el comportamiento de estos (desarrolloweb.com)

Estos peazo de periodistas, ¿por qué método creen que los servidores saben a qué IP tienen que enviar las páginas que ellos piden? ¿Tarot, adivinación en los posos del café?

Ojo, otra cosa es el hecho del uso de servicios externos de estadísticas en tu web, lo que implica facilitar datos a terceros: según cada legislación, esos datos serán facilitables o no, y poco más se puede decir.

Sin embargo, no parece que la cosa vaya por ahí:
Pese a que el uso principal de esta utilidad web está destinado a obtener estadísticas anónimas y detalladas sobre el número, localización, vía de acceso y demás datos que identifiquen el comportamiento y perfil de los visitantes de un site, una mala praxis puede permitir la creación de bases de datos con los patrones de uso de los internautas que obtenidas sin el correspondiente consentimiento supongan un beneficio económico.

Es decir, que el problema no es que los datos de las peticiones que recibe el servidor, incluyendo las IPs, se proporcionen a terceros para que te den un análisis automatizado, y que nos preguntemos si Google cruzará esos conjuntos de datos para hacer análisis de la navegación de IPs individuales (o grupos de perfil parecido) y decidir en consecuencia la publicidad contextual que les coloca. No. Para nada.

El problema es que usando Google Analytics te podrías hacer una base de datos de las visitas que llegan a tu web.

Ni hace falta usar Google Analytics (ni ningún otro servicio online) para almacenar los datos de visitas, ni usar Google Analytics implica crear bases de datos prohibidas por la ley. Aun así, la solución de nuestros queridos políticos es multar a todo el que use Google Analytics, tan coherente con nuestro ordenamiento jurídico como multar a todo el que la policía vea saliendo de Carrefour, porque en Carrefour venden cuchillos, y un cuchillo se podría usar para apuñalar a alguien.

Hay quien dirá: pero también venden cuchillos en el Supercor, ¿por qué van a multar sólo a los que compran en Carrefour? Otros dirán: pero también venden cafeteras en el Carrefour, ¿por qué van a multar a todos sin mirar lo que compran? Otros más dirán: pero, sin cuchillo, ¿cómo voy yo a cortar el pan?*

Son gente subversiva, que no tiene claras las prioridades de la cosa democrática.


* "Sin estadísticas de visitas, ¿cómo voy a saber qué búsquedas en Google llevan a encontrar mi producto?"

3 comentarios:

Pedro Terán dijo...

Espero que vayan llegando más noticias de Alemania que corrijan lo expresado en estas.

Sr. IA dijo...

Ora pro nobis...

(Señor, llévame pronto...)

Arkaico dijo...

Últimamente suena todo igual, lo pinten como lo pinten, a mi solo se me viene a la cabeza la palabra censura : /