jueves, 17 de diciembre de 2009

¡A las barricadas y los barricados!

Anda dándosele vueltas a esta reciente columna de Pérez Reverte.

Pa que los extranjeros se rían de nosotros, que es lo único objetivamente justo que pueden hacer.

2 comentarios:

Bliss dijo...

A mí todo esto empieza a llevarme al punto de ebullición. No sé si cortarme las venas, dejármelas largas, o directamente comprar el primer vuelo a Marte que pille. Y lo malo es que no me gusta nada eso de decir "qué mal van las cosas", "¿a dónde vamos a ir a parar?" y cosas parecidas a las que ya decía mi abuela y aquí estamos treinta años después y no ha pasado nada, pero la tentación es demasiado grande y los motivos demasiado evidentes.

No me gusta nada el mundo que viene y no me apetece nada enfrentar el toro que nos va a tocar lidiar. Qué pereza, uffff... :(

Leónidas dijo...

Bueno, en realidad desde hace tiempo sabemos que la Administración no trabaja al servicio del ciudadano, es al contrario.

Una explicación interesante es la de Punset:
http://www.eduardpunset.es/308/general/%c2%bfde-verdad-somos-iguales-ante-la-ley