martes, 19 de septiembre de 2006

Con lo poco que a mí me gusta rajar por rajar...

A mí Urdaci, Alfredo Urdaci el ex director de informativos de TVE por no convertirle en un "Urdaci por antonomasia", me cae mal. Esta es una expresión impropia porque no le he conocido nunca, pero va en el sueldo de presentador del telediario el que a unos les caes bien y a otros mal. Que no quiere decir que no pueda ser buen padre o tener virtudes y talentos ocultos. Si presentara la sección de jardinería de "Bricolocus", a lo mejor nos asombraba. Podría explicarnos cómo acabar con las malas yerbas que crecen en su blog.

El blog de Urdaci es algo así como una promesa de diversión infinita para sus detractores y una carga para sus fans.

Hagan caso totalmente omiso de las entradas del blog, lo bueno está en los comentarios. Hay un tío que le habla a Urdaci llamándole "Sr. U.R.D.A.C.I." (en referencia al bochornoso tema C-C-O-O). Otro, que si Urdaci habla de la democracia le recuerda que es un "condenado por impedir el derecho de huelga y libertad sindical". Un tercero firma como "Antonio Al.c.c.o.o.n". Está claro que se lo pasan en grande.

Mientras tanto, ¿qué hacen los fans de Urdaci? Una pista nos la puede dar el siguiente fragmento:

El usuario anónimo dijo...
Mentirosilloooooo
3:07 PM

El usuario anónimo dijo...
mentirosilla será tu p. madre.
3:08 PM


Yo no soy experto pero está claro que no se lo pasan igual de bien. También está claro el nivel intelectual del debate.

En
este blog
se acusa a Urdaci de haber escrito bajo nombre supuesto comentarios elogiosos sobre su propio libro (creo que el último) en la página web de La Casa del Libro.

Presuntamente, el 13 de septiembre dio Urdaci en su blog la dirección de correo electrónico talgo204@msn.com; presuntamente, el otro blogger la metió en Google y le salió esto mismo, incluyendo esto mismo:

Magnífico, un trabajo lleno de humor, de análisis de la realidad que vivimos y una parodia de los manuales de autoayuda, siendo él mismo un libro de autoayuda. A mi me parece soberbio, y Urdaci vuelve a demostrar que es un buen escritor, escribe muy bien. El tono del libro es mucho más divertido e irónico que el de Dias de ruido y furia.
antonio alcon (talgo204@msn.com)


(Por cierto, que de aquí sale el nombre "antonio alc.c.o.o.n" de más arriba, se le tiran a la yugular pero es que se lo merece de puro torpe)

Por desgracia, a fecha de hoy la copia más reciente de esa página que guarda Google es del 16 de septiembre, por lo que ya no podemos comprobar por nosotros mismos si la reseña de "antonio alcon" es anterior a que Urdaci hiciera pública esa dirección o no (en cuyo caso podría haberla escrito cualquiera). Algunos comentaristas juran y perjuran que la caché anterior, del 6 de septiembre, era definitivamente explícita al respecto.

La respuesta de Urdaci es incluso inferior a la de Ana Rosa Quintana ("se me metió por internet"; menos mal que no la dejó embarazada): borrar selectivamente trozos de su blog y de los comentarios, a donde el investigador que encontró o fabricó las pruebas también arribó en busca de jaleo. Ahora mismo es patente y obvio, para cualquiera que lo vea, que el blog de Urdaci ha sido manipulado posteriormente pues otros comentarios contienen referencias a cosas que ya no están allí.

No sé si se acabará armando de valor para acabar el trabajo, o no. Supongo que esto es lo que enseñan en la Facultad de Periodismo de Navarra a sus alumnos más brillantes.

Aprovecho para dejar constancia de que el perfil de Blogger de Urdaci no contiene ninguna dirección de contacto. Alfredo, si lees esto, entra en el apartado de "Opciones" y busca cómo hacerlo, que nadie podrá comprobar si esa dirección la pusiste hoy o si llevaba allí desde que abriste el blog. De nada, muchacho.

Pero lo más importante, a mi juicio, no son los hechos reales, la posibilidad de que alguien que se describe a sí mismo en Blogger como "Premio del Club Internacional de Prensa por la mejor labor en el extranjero (1995.)Director de la segunda edición del Telediario de TVE entre 1998 y 2004, años de liderazgo indiscutible. Premio al Mejor informativo de la Academia de la Televisión (2000)" haya acabado entrando a páginas web de librerías para autopromocionarse diciendo que su libro es de autoayuda.

No. Lo peor es: sabiendo lo que sabemos y conociendo lo que conocemos de ver tantos años la cara de Urdaci en el televisor, su expresión "astuta" de "líder en control de la situación", ¿es este tipo de incontaminada torpeza lo que cabría esperar de Alfredo Urdaci, un día sí y otro también, con los ojos cerrados? La respuesta es sí.

A un tipo a quien se lo hace pasar mal en una entrevista hasta Manel Fuentes (y recordemos que Fuentes sólo ha conseguido mangonear, que yo recuerde, a Yola Berrocal), sólo podría perdonársele si a cambio le ganara en una competición de imitadores de Bruce Springsteen. Que, por muchos talentos ocultos que tenga, creo que no va a ser el caso.


---
PD: Nunca positifo, siempre negatifo, ¡lo siento! Pero cuando digo que me gusta poco rajar por rajar, lo digo en serio.

1 comentario:

borjano dijo...

Deberias verlo en la sexta en algo parecido al club de la comedia.