jueves, 29 de octubre de 2009

El mundo se acaba de nuevo, y esta vez no he sido yo.

El teléfono, un arma cargada de futuro. Para impedir esto escribió Wiener "El uso humano de los seres humanos".

Alguien pensó que el día de los inocentes era el 29 de octubre. Monumento al provincianismo más horroroso, aunque sea el de mi provincia.

¡A mí la globalización! Léanse también los comentarios.

3 comentarios:

Bliss dijo...

Lo pongo por escrito porque veo que a las palabras se las lleva el viento:

Con esas tres opciones en las reacciones me siento limitada a la hora de juzgar cada entrada.

He dicho.

Angel dijo...

Uhmmm ¿no se pueden marcar dos o los tres simultánemente? En efecto, limitante :-)

Sr. R dijo...

Cagonlamadrequemepanconqueso!!! Qué paletos que somos los asturianos, cojones.

A ver cuando encuentran el pasado asturiano de Obama... o el de Ban-Ki Moon. Me da que hasta Gengis-Khan debió de hacer un master o algo en la uniovi.