martes, 27 de octubre de 2009

Cita

"Pero la verdad se puso en evidencia, porque, cuando los Treinta condenaron a muerte a un gran número de ciudadanos de los más respetables e impulsaban a muchos al delito, Sócrates dijo que le parecería sorprendente que un pastor de vacas que hiciera menguar y empeorar su ganado no reconociera que era un mal vaquero, pero más sorprendente todavía que un político que hiciera menguar y empeorar a los ciudadanos no se avergonzara ni reconociera que era un mal gobernante."

Y sigue:

" Cuando les llegó esta observación, Critias y Caricles mandaron llamar a Sócrates, le mostraron la ley y le prohibieron dirigirse a los jóvenes."

(Jenofonte, Memorabilia, libro I)

3 comentarios:

Sr R dijo...

Predicar en desierto, sermón perdido

JuanPablo dijo...

nada de sermón perdido: por estas tierras los escucharon a Critias y Caricles y también redactaron una ley!

Bliss dijo...

Lo que parece claro es lo que ya me decía mi abuela de que no hay nada nuevo bajo el sol, o lo que es lo mismo, está ya todo escrito. Aysss...