lunes, 27 de abril de 2009

Nuevo bestseller de Daniel Goleman

Daniel Goleman, universalmente conocido como el autor de Inteligencia emocional (con más de cinco millones de ejemplares vendidos y traducido a 30 idiomas), Inteligencia social, Inteligencia ecológica, Inteligencia pa cruzar la calle e Inteligencia editorial, nos sorprende una vez más con una acertada reflexión sobre la inteligencia (lo adivinaron) desde las bases teóricas de su Ph.D. en Psicología.

Se trata, cómo no, de su nueva obra Inteligencia bloguera.

En ella, Goleman relata la aparición de un nuevo tipo de inteligencia en los foros de Internet. "Se trata de un fenómeno similar a mi primer bestseller Inteligencia emocional, aunque no podemos decir que la inteligencia bloguera es un tipo de inteligencia emocional... sobre todo porque entonces no podría escribir un nuevo libro que pusiera en la portada: "Por Daniel Goleman, el autor de Inteligencia emocional" en letras más grandes que el propio título del libro", declara el autor ironizando sobre algunos de sus críticos, a los que califica de "superficiales, algo narcisistas y sobre todo faltos de inteligencia emocional y social".

Todos habremos observado cómo algunos blogs progresan, alcanzando el éxito con miles de visitas y seguidores, mediante estrategias como las siguientes: ofrecer contenidos de interés para la comunidad, presentar un punto de vista constructivo, valorar el interés de los lectores respondiendo a sus comentarios, etc. Según Goleman, antes o después estos autores ven recompensada su genuina inteligencia bloguera.

Por contra, otros blogueros no hacen más que exhibir sus "cantos en la ducha" al mundo o crispar el ambiente con críticas ininteligibles, y suelen obviar responder a sus interlocutores. Esto, que antes habríamos llamado vulgarmente "actitud de tontolculo", es lo que sería científicamente, de acuerdo con los estudios de Daniel Goleman (autor del bestseller Inteligencia bloguera de inminente aparición), alguien "en progreso hacia una mayor inteligencia bloguera".

Goleman destaca, entre los personajes en progreso hacia una mayor inteligencia bloguera, el troll y el hoygan. "Nada ha recuperado el espíritu democrático de la antigua Grecia como el fenómeno del troll", resalta Goleman. Según estudios, el 67'4% de los blogueros han sido acusados en algún momento y a su vez han acusado a otros de ser trolls. "El troll se distingue fundamentalmente por sostener opiniones contrarias a las de la mayoría de miembros de un foro, negando ideas que los otros consideran obvias y por tanto siendo percibido como una fuerza disruptora".

Por su parte, "el hoygan trata de obtener información que para los demás miembros es sobradamente conocida, por lo que sus intervenciones interrumpen el flujo de la conversación del grupo y también es percibido como un elemento disruptor del que hay que deshacerse como sea, por ejemplo llamándole hoygan". Lo temible, según Goleman, sería la combinación de ambos aspectos en un troll hoygan que pudiera entrar en los foros preguntando: Oigan, ¿qué es un troll?

Goleman resume el mensaje de su libro como sigue: "Descartes observó que la razón es lo mejor repartido del mundo, ya que todos consideran tener bastante. En el mundo de los blogs, esta idea se eleva a su máximo exponente porque nadie entra en un blog para que le quiten la razón. Por tanto, la mayor inteligencia bloguera está en aquellos que son capaces de reafirmar en sus creencias a todos sus lectores, aunque esas creencias sean de hecho contradictorias entre sí".

Preguntado por su próximo proyecto, el eminente psicólogo declaró: "El equipo de marketing de Bantam Books aún no ha decidido la segunda palabra del título".

3 comentarios:

Sr. R dijo...

Gracias a este tipo, todos podemos ser inteligentes en algo. Asi todos estamos contentos. Por cierto, el libro de inteligencia emocional es malo con avaricia.

Sr. R dijo...

Viene aquí al pelo una de mis frases favoritas del cine: "Todos somos listos, pero él lleva gafas", de "granujas de medio pelo"

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón –un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com