martes, 31 de enero de 2006

Donde hay confianza, da asco

Soy cliente del Banco Confianza.

He recibido una carta fechada el 20 de enero, de un tal "director general", en la que me explican cómo va el tema de la confianza. Me mandan también una tarjeta con un cero ("0") muy grande para recordarme las comisiones que voy a pagar a partir de entonces.

Bien, en los primeros diez días de confianza he usado los servicios de mi banco dos veces.

La primera saqué dinero de un cajero del Santander, operación que según la carta que recibí está exenta de comisiones. El cajero me informó que esa operación estaba gravada con una comisión de 2,75€. Como yo confío plenamente en la palabra del director general del Banco Confianza, pulsé el botón de aceptar la comisión en el pleno convencimiento de que, cuando llegue el extracto, comprobaré que no se ha aplicado ninguna comisión.

La segunda hice una transferencia nacional, operación que según la carta también está exenta de comisiones. No me han cobrado comisión, pero me han hecho un cargo de 0,28€ en concepto de "Gastos de correo". Dada mi inquebrantable seguridad en la honestidad profesional del Banco Confianza, no me cabe duda de que, en algún momento que me despisté o después de que me fuera, el cajero ha preparado un documento con los datos de la transferencia, lo ha metido en un sobre, lo ha dirigido a la oficina a la que hice la transferencia, le ha puesto el preceptivo sello de 0,28€ y lo ha llevado a Correos.

Aquí apunto que yo he hecho recientemente transferencias ya no nacionales sino fuera de la Unión Europea, y nunca me aplicaron ningún "gasto de correo" antes de la era de la confianza.

Debe de ser que las internacionales las mandan por paloma mensajera.

5 comentarios:

Sr. R dijo...

¿Desde cuándo cumplen los bancos con lo que prometen? ¿Alguien conoce algún banco que no robe con mayor o menor descaro? Cuando meto mi dinero en un banco, no elijo (como dicen los anuncios) el que me da más rentabilidad, sino el que me roba menos.

Pedro Terán dijo...

Sr. R, va a pensar la gente que es usted un "peligroso radical antisistema".

Sr.R dijo...

A este "peligroso radical antisistema" le acaban de robar los ladrones de "la Caixa" 30 euros en concepto de comisiones de mantenimiento de una tarjeta de crédito. Menos mal que habíamos acordado que no me iban a cobrar comisiones. También es verdad que de algún sitio tiene que salir el dinero que le regalan al PSC y ERC en Cataluña.

Pedro Terán dijo...

Ya sabe que debe acostumbrarse a visitar rutinariamente su oficina para quejarse por los "errores" de "esos malditos ordenadores".

Mi consejo es que reclame intereses al banco, a la tasa que marca la ley, y que pida también un justificante del cargo indebido, firmado por el director de su oficina.

No le darán ninguna de las dos cosas, pero así por lo menos nos reímos todos.

Sr. R dijo...

¡Qué poético!
Había pensado en algo más prosaico, como plantarme en la oficina en cuanto vuelva a España (o lo que quede de ella), llamarles ladrones, pedirles todo mi dinero y hacerles saber que lo voy a guardar en un calcetín, que da los mismos intereses y no cobra comisiones.