domingo, 3 de abril de 2011

Interpolar

Y este podría ser el principio de "Tiempo de silencio y zombis", la novela:


Las cosas fuera siguen igual. Sonaba el teléfono y he oído el timbre. He cogido el aparato. No me he enterado bien. He dejado el teléfono. He dicho: «Amador». Ha venido con sus gruesos labios y su terrible cicatriz y ha cogido el teléfono. Yo miraba por el binocular la contradictoria vitalidad de esos tejidos, sin la cual la preparación no parecía poder ser entendida. He mirado otra vez: «Claro, cancerosa». Pero no solo, pues tras la mitosis la mancha azul se iba extinguiendo. «También se funden estas bombillas, Amador.» Sin luz artificial, nuestra sensación de encierro se acentúa. No; es que ha pisado el cable. «¡Enchufa!» Está hablando por teléfono. «¡Amador!» Había sido tan gordo, tan sonriente. Habla despacio, mira, me ve. «No hay más.» «Ya no hay más.» ¡Se acabaron los ratones! El retrato del hombre de la barba, frente a mí, que lo vio todo y que libró al pueblo ibero de su inferioridad nativa ante la ciencia, escrutador e inmóvil, presidiendo la falta de cobayas. Su sonrisa comprensiva y liberadora de la inferioridad explica -comprende- la falta de créditos. Hay gritos fuera. Pueblo pobre, pueblo pobre. ¿Quién podrá nunca aspirar otra vez al galardón nórdico, a la sonrisa del rey alto, a la dignificación, al buen pasar del sabio que en la península seca espera que fructifiquen los cerebros y los ríos? Las mitosis anormales, coaguladas en su cristalito, inmóviles -ellas que son el sumo movimiento-. Amador, inmóvil primero, reponiendo el teléfono, casi sonriendo, mirándome a mí, con urgencia, diciendo: «¡Se acabó!».

8 comentarios:

Bliss dijo...

Axoxona... :S:S

Anónimo dijo...

Hola, no me ubico mucho en esto de los blogs, pero estoy buscando los planos del pipe bender, una dobladora de tubos.
Si alguien me puede pasar los planos...
Gracias de antebrazo y buen blog

Pedro Terán dijo...

Por ejemplo aquí.

De todas formas yo no sabía ni que eso existía, así que no sé si los planos son muy buenos o no.

Borjano dijo...

¿Como habrá llegado el de las "pipe bender" a tu blog?

Anónimo dijo...

Pero PEDRO!!! cómo es que te dio por escribir tanto y tan confuso? falta por lo menos una imagen para seguir el texto...jejeje

Espero que te esté yendo bien... estas en el campus de gijon,no!?

FDO.: tu exalumna Raquel de biología

un saludo ^^

Pedro Terán dijo...

Raquel, es que Tiempo de silencio no la escribí yo, es un ejercicio como Orgullo, prejuicio y zombis o Sentido, sensibilidad y monstruos marinos.

¿Qué tal va todo?

Anónimo dijo...

madre! pues ilustrala un poco Pedro..que yo me perdí varias veces tras encontrarme la mitad de ellas jajaja

Pues todo muy bien... te aseguro que te echan mucho de menos en clase... y no es por desprestigiar a la actual profesora, pero tú eres tú, genial e incomparable. (Hasta se echan en falta tus chistes inteligente jaja)

Y yo todo bien, menos metabolismo, que cojee un pelín (pero solo es un tercio de bioquimica (: ). El resto todo en orden.

Fdo.: Raquel

Pedro Terán dijo...

Yo también me perdía la primera vez, se mezclan varias cosas y hay referencias que no se aclaran directamente, como "el hombre de la barba", que es Ramón y Cajal, y "el galardón nórdico", que es el Nobel. Se tarda un número de páginas en cogerle el truco, hay un momento en que fríen calamares en un bar y la descripción que hace es más o menos que "los ésteres volátiles se descomponen cual compuestos termolábiles que son, y el resultado se ingiere con evidente delicia".

El protagonista es un joven biólogo que investiga el cáncer en ratones. El quid de la cuestión es que se les han muerto todos los ratones, que eran de una cepa especial venida de EE.UU. Siguiendo el hilo de conseguir más ratones se van mostrando y criticando los distintos estratos del Madrid de finales de los 40: las pensiones, los prostíbulos, los barrios de chabolas, etc., a la par que el protagonista (que en este principio vemos fantaseando con el Nobel) se va viendo atrapado en problemas cada vez más serios. Salvo que practicar un aborto en una chabola sin ser médico no sea un problema serio, y luego la cosa va a peor.

---
Creo que se está organizando una excursión para venir un día a Gijón a echarme cacahuetes, te puedes apuntar.

Me alegro de que te vaya bien, por aquí estoy muy liado con los ingenieros de Bolonia.

Felices vacaciones :)