miércoles, 20 de febrero de 2008

Antes o después (táchese lo que no proceda)

Los gestores del correo electrónico de mi universidad han decidido que todos los mensajes de más de dos meses de antigüedad han de borrarse automáticamente, excepto si los usuarios tomamos medidas especiales para impedirlo, mensaje por mensaje. El 15 de enero movieron todos los mensajes con más de un mes, de la bandeja de entrada a una nueva carpeta "caducados", acción que se repetirá el día 15 de cada mes. A la vez, todos los mensajes en la carpeta "caducados" con más de dos meses de antigüedad serán borrados.

El 15 de enero renombré la nueva carpeta "caducados" como "entrada_080115". Un tiempo después les escribí un correo para cerciorarme de qué pasaría con esa carpeta el 15 de febrero.

El 15 de febrero, por ser la primera vez, se demoró la acción hasta el 20 de febrero.

El 20 de febrero es hoy.



Amigo Pascual:

Me dice este sistema de correo tan amable que no hay ningún mensaje en mi carpeta "entrada_080115". Espero que comprenda mi perplejidad al constatar ese hecho, dado que tengo un correo suyo en el que me confirma que esos mensajes *no* se borrarían en el llamado "purgado" de mensajes de hoy.

Le agradecería que me devolvieran mis mensajes, para qué negarlo. Especialmente dado que han borrado todos los documentos relativos a mi carrera profesional que he recibido por correo electrónico en los últimos cuatro años, que no son diez ni veinte ni cien ni doscientos.

También les agradecería que pensaran un poco más en las consecuencias de sus actos para los usuarios del sistema. Supongo que con este "purgado" han liberado mucho espacio en las cuentas de quienes tengan el Eudora mal configurado; pero, ¿qué pasa con los que leemos el correo en la web porque queremos poder acceder a nuestras cosas desde varios sitios? ¿Por qué tenemos que andar moviendo nuestro archivo de correo todos los meses con la sospecha de que antes o después meterán la pata y lo borrarán?

Ya he tenido múltiples disgustos en el pasado con el correo, incluyendo contrariedades y problemas profesionales muy entretenidos de contar. Comprendo que gestionar el correo de varios miles de usuarios, y seguro que con medios ridículos, debe de ser una tarea muy poco agradecida. Pero, como sufridor habitual de las soluciones que se les vienen a la cabeza, que suelen desembocar en problemas para nosotros, les puedo asegurar que no contemplo con simpatía la querencia que tienen al dicho de que "Para que una cosa se limpie, otra se tiene que ensuciar". Porque, al final, los ensuciados siempre somos los mismos.

Venga, a ver si aparecen esos mensajes.

Un saludo cordial,
Pedro Terán

6 comentarios:

borjano dijo...

¿Querido Pedro? Cuantas veces te he dicho que te compres un cuaderno "azul" y transcribas tus mensajes (no vale imprimirlos, pues las impresoras tienen vida propia y alguno seguro que se perdería). Una vez en tu cuaderno "azul", los dejas en tu "ordenada" mesa de trabajo (o en una tapa de caja de folios en la estanteria de al lado, con el título correspondiente). Con este sencillo trabajo ya no perderás nunca más tus mensajes.
siempre cargando de culpas a nuestro sistema de información.
Te invito a que amplies tu comentario: "Ya he tenido múltiples disgustos en el pasado con el correo, incluyendo contrariedades y problemas profesionales muy entretenidos de contar"

Pedro Terán dijo...

A lo mejor entramos en eso cuando ya no esté tan liado con el tema de las acreditaciones. Qué experiencia tan deprimente. ¿Por qué lo llamarán "Evaluación de la calidad"? ¿No han leído sus propios criterios? Indicio de calidad de un libro: que tenga ISBN. Indicio de calidad de una revista: que tenga los títulos de los artículos traducidos al inglés.

Leónidas dijo...

Amigo Pedro, todo "científico" que se precie debe acreditarse al menos una vez en la vida en la ANECA. Si te hubieras leído el Gran Libro Sagrado de la Ciencia lo sabrías, :)

Sr.R dijo...

Eso eso... como dice borjano, lo mejor es que lo transcribas todo a un cuaderno... pero que sea un cuaderno "Gran Jefe" :)

Pedro Terán dijo...

Eso, Boecio y su "Consolación por la filosofía" es lo único que me queda.

Bliss dijo...

Ya me parecía a mí que el "renombrado" de una carpeta no suficiente "argucia" contra los hados informáticos...