viernes, 10 de noviembre de 2006

Y encima he estado un rato para escribir una entrada y se la ha comido.

3 comentarios:

Bliss dijo...

En estas situaciones menos mal que, mientras yo enmudezco, otros supieron encontrar las palabras:

«Yo envié a mis naves a luchar contra los hombres, no contra las tempestades. Doy gracias a Dios de que me haya dejado recursos para soportar tal pérdida: y no creo importe mucho que nos hayan cortado las ramas con tal de que quede el árbol de donde han salido y puedan salir otras».

Felipe II (1527-1598)

No estás sólo ante la adversidad, Petrus, también los romanos se liaban hasta las patas... :-P

Angel dijo...

Pedro, por favor, no me digas que escribes directamente en Blogger. Todo lo que tenga más de cuatro líneas hay que escribirlo aparte y luego copia/pega/colorea. Si es que pareces nuevo.
[confesion] Observarás el aire de suficiencia pero claro, eso lo hago porque ya me pasó a mí :-(
[/confesion]

Pedro Terán dijo...

Bliss: :p y más :p all for you.

Ángel: Si ya lo sé, pero es que el "aquí te pillo, aquí te mato" es más tentador. Normalmente, si falla la publicación con dar al botón de "Atrás" y rehacerlo se arregla todo. Pero esta vez al dar al botón, había desaparecido esa página (¿?).

Ya verás, ya, cuando lo vuelva a escribir: ojo no te entren ganas de santiguarte, que es muy fuerte.