jueves, 10 de enero de 2013

Tixotropía y reopexia (enlace para curiosos)

Y vivíamos sin saber lo que eran. De aquí:

A menudo los valores de viscosidad encontrados para unos determinados valores de velocidades de cizalla no se mantienen constantes conforme aumenta el tiempo de aplicación de la deformación. Si el valor de esta viscosidad disminuye es el caso de un
fluido tixotrópico, mientras que si aumenta es un fluido reopéctico. Por lo tanto, el
comportamiento de un fluidos de estos tipos depende en gran medida de la historia y
distintas curvas podrían obtenerse para una misma muestra, dependiendo del
procedimiento experimental. Ejemplos de fluidos tixotrópicos son pastas de almidón,
gelatinas, mahonesas, pinturas, adhesivos, etc. Sin embargo la reopexia es un fenómeno
más difícil de encontrar. Las causas más comunes que provocan la variación de la
viscosidad con el tiempo suelen estar asociadas a ruptura o formación de agregados
coloidales e interacciones que formen una estructura reticular en la muestra.


Ahora ya podremos decir "¡Camarero! ¡Esta mayonesa está reopéctica!".

4 comentarios:

Instan dijo...

Reología, la parte coñazo de la muerte de la mecánica de fluidos. Afortunadamente otras partes son menos aburridas :) .

Sr. IA dijo...

Hombre, se queda uno conla curiosidad de saber algún fluido reopéxico, que cuanto más lo aprietas más duro se pone (y perdonen la ordinariez)

Arke dijo...

Miedo me da saber como llegas a estas cosas xD

Pedro Terán dijo...

Arke: Pues buscando para poner un enunciado a los ingenieros.

Sr. IA: "Algunos ejemplos de fluidos reopécticos incluyen las pastas de yeso y algunas tintas de impresora." (Wikipedia)

Instan: Hombre, para mirarlo cinco minutos sin tener que examinarse tampoco está mal...