martes, 15 de enero de 2013

Premio para Zadeh

Pues nada, que le han dado el premio "Fronteras del Conocimiento" de la Fundación BBVA a Lotfi Zadeh a sus 92 años.

Más información, aquí.

En 2009 le dieron la medalla Franklin; el vídeo informativo está bastante bien.

Como nunca se ha dado ningún tipo de importancia a este premio del BBVA en este blog, ni se la vamos a dar en el futuro, claramente tampoco procede que se la demos hoy :)

En su lugar, voy a contar una anécdota del primer congreso al que fui. Fue en Carolina del Norte, en un parque tecnológico a poca distancia de la Duke University en Durham (donde los búfalos de Durham de la película). Al no haber estado en ningún congreso, yo no sabía la mecánica. Sabía que había un moderador que te daba paso, pero no tenía ni idea de los detalles. Encima me había tocado hablar el primero de la sesión, y era la segunda sesión del congreso, así que tenía que asistir a la primera sesión sí o sí, para ver como iba la cosa y no hacer el ridículo luego.

Llegamos el hoy vicerrector de Estudiantes y yo, recogimos los materiales del congreso, nos sentamos en unos sofás (el congreso era en el Sheraton Imperial, así que había sofás por los pasillos), y yo me disponía a irme a la primera sesión cuando oigo una voz que nos dice: "Vosotros sois españoles, ¿no? ¡Menos mal que encuentro algún español!". Así que intento fallido, ya no me pude escapar en un rato. Lo que pasa es que fue yendo y viniendo gente, dos chicos de Etienne Kerre que estaban en nuestro hotel y que estaban empezando una línea de investigación que a mí me pareció muy poco prometedora (uno tiene hoy un artículo con doscientas y pico citas...), Joseph Barone, que trabajando en una empresa llamada Datatek le pagaban un viaje a un congreso a contar cosas de teoría de topoi (?), y más gente que no recuerdo.

Entonces llegó Zadeh, que daba una charla plenaria a la mañana siguiente (creo). Un conjunto de gente empezó a pegarse a él, y estudiantes de doctorado salieron de debajo de las piedras para hacerse fotos con él. La verdad es que yo estaba acostumbrado a ver eso en la figura de dibujantes de comics, pero en el mundo de la ciencia me provocó una impresión muy pobre. Además, es que siempre me parece que se hacen fotos con él con cara de "Voy a aprovechar antes de que muera", y en las charlas plenarias el ínfimo nivel de las preguntas que son capaces de hacerle es penoso. Zadeh insiste una y otra vez: "Do not hesitate to disagree with me!", pero en vez de debates profundos no concita más que gente que parece que solo le interesa decir la primera chorrada que se le ocurra para poder contar "¡Y yo le hice una pregunta a Zadeh antes de que muriera!".

El caso es que Zadeh, que ya superaba los 80, se negó a marcharse al hotel como todos le recomendaban, y quiso quedarse a alguna sesión. Sacaron el programa y dijo: Esta, esta, la de Mathematics of fuzzy sets. Y yo pensaba: No, esa no, esa no. Y le decían: Estás muy cansado del avión, vuélvete al hotel, ya es la hora de cenar.

Total, que entramos para dentro y Zadeh se mete también. Tuve que hablar el primero, sin haber visto nunca hablar a nadie en un congreso, y con Zadeh en la última fila.

Al principio lo pasé muy mal. Pero a los tres minutos miré para él y allí, en la última fila, estaba durmiendo.

Así que me dije: Bueno, ¡parece que lo que estaba contando no le parecía mal, porque se ha podido dormir!

5 comentarios:

Arke dijo...

NO te engañes, yo más de una vez me he quedado sopa en clase por más que pusiese toda mi atención, que fuese puesto hasta lso topes de cafeína, que llevase camiseta sin mangas para morir de frio, que hubiese dormido 10 horas... Pero nada.

Algunas personas nos entra un no-se-qué con la voz de otras (hay asignaturas muy interesantes en las que me he quedao sopa y otras super aburridas que nunca se me han cerrao los ojos), independientemente de lo que nos estén vendiendo, y oye, nos da un sopor que cosa fina .3

Instan dijo...

Al ver la noticia pensé en entrar en el blog por si ponías algo sobre el tema, y la verdad me gusta más esta anécdota que el típico comentario de blog sobre noticias científicas, la verdad. Ha sido mucho más instructiva, je, je.

Por momentos me estaba imaginando a Zadeh como un señor gordo, con barbona, blanca, gorra y tirantes, no sé por qué, ja, ja, ja.

Pedro Terán dijo...

Sí, a mí no se me ocurrió esa comparación XD

Pedro Terán dijo...

Y el caso es que yo no he leído más de Martin que "Los reyes de la arena", en los Nueva Dimensión que había en la biblioteca.

Sr R dijo...

Y el primer premio Lofti Zadeh es... ¡¡para Lofti Zadeh!!
Cuando recuerdo eso me imagino a la morisma portando retratos del imam de turno. Será histéresis social :)