viernes, 31 de agosto de 2007

¿A dónde vamos?

Entre el correo que he recogido hoy al volver al trabajo, hay una publicación titulada Innovación docente, tecnologías de la información y la comunicación e investigación educativa en la Universidad de Zaragoza. Caminando hacia Europa.

Podría hacer comentarios jocosos sobre el título habida cuenta de que, en caso de que me renueven el contrato, tema del cual no sé nada, parece que voy a dar el triple de las horas de clase permitidas por la ley; pero lo dejaremos para otro día. Me voy a limitar a citar un fragmento de la presentación del rector:

[C]onviene aprovechar al máximo el liderazgo y la motivación de todas aquellas personas implicadas en este cambio, para poder generalizar los procesos implicados, de forma que supongan su implantación definitiva.

¿De dónde ha salido esto? ¿De "¿Quién se ha llevado mi queso?"?

4 comentarios:

Sr.R dijo...

¿Éste no "se complace en expresarte el testimonio de su consideracion"?

Ayer tuve problemas con la conexion "al internés". Intento llamarte hoy.

borjano dijo...

Así me gusta que vuelvas al trabajo haciendo amigos.

Carolus dijo...

NO DEBES LEER ESTO.

AUTOAYUDA CON RESULTADOS VISIBLES, DICEN QUE LA VIDA ES DURA Y SIENTES QUE NO TE PUEDES FIAR DE NADIE… “El que gana un combate es fuerte, el que vence antes de combatir es poderoso. La verdadera sabiduría es vencer sin combatir.”

MAQUIAVELO, EL ARTE DE LA GUERRA DE SUN TZU, 36 ESTRATEGIAS CHINAS, NAPOLEÓN, CONFUCIO, TRUCOS PSICOLÓGICOS, AUTOSUPERACIÓN, COMO SEDUCIR …


http://www.personal.able.es/cm.perez/

http://www.personal.able.es/cm.perez/estrategiaymenteres.pdf

Anónimo dijo...

La falsedad del poder radica en su ceguera para ver lo siguiente que me gustaría decir en verso:

TRANSEÚNTE MUERTO
Compromiso con la sonrisa
no es más vulgar,
el dibujo sonriente
de la tinta invisible,
y en el frío invernal
dientean las castañas
en el fogón de la esquina
mientras en tu desnudez
te castañetean los dientes
y no por comer castañas
que ni pa´ eso te llega.
Ruidos en el vientre
no son fluidos
ni gases de indigente,
son sólo
ruidos en el vientre
¡vacío, vacío, vacío
de un silencio convincente!
Hasta el hartazgo
los vientos flagelan.
Hasta el hartazgo
la lluvias congelan.
Hasta el hartazgo
las fotos se revelan.
Hasta el hartazgo
los votos se rebelan.
Hasta el hartazgo
los locos se consuelan.
Hasta el hartazgo
los mocos se suenan.
Hasta el hartazgo
porque sólo son
ruidos en el vientre
¡vacío, vacío, vacío
de un silencio convincente!