lunes, 14 de febrero de 2011

Hoy me apetece

ceder el protagonismo a Bliss y hacerle un pequeño homenaje, por aquello del 14 de febrero.

Como medio contamos una vez, Bliss dejó un puesto fijo en la rama española de una multinacional para lanzarse sin red a vivir de la fotografía. Fue ayudante de la famosa fotógrafa prima de Esperanza Aguirre, trabajó de documentalista pasando malos tragos como seleccionar material gráfico del 11-M para varios periódicos nacionales, abrió su propio estudio y finalmente se vino a vivir a Gijón, donde ahora está intentando lanzar su negocio exclusivamente a través de Internet.

Lo que no está siendo fácil: dada la profundidad de la crisis económica, a ver quién tiene dinero para fotos... Bliss está aprovechando esa "contracción de la demanda" para marcharse a hacer cursos con fotógrafos de primera línea internacional; hace poco estuvo con Jerry Ghionis y en abril se me va a New Jersey para pasar varios días con Cliff Mautner, un curso que tiene ocho meses de lista de espera.

Lo que más me gusta de ella es su estilo desenfadado pero elegante, su entusiasmo por las nuevas posibilidades que ofrece el posprocesado digital, y su facilidad para comunicar, poniendo siempre la técnica al servicio de la calidez y la transmisión de los sentimientos. Sin duda, parte de su solidez en el retrato tiene que agradecérsela a su etapa seleccionando fotos ajenas como documentalista.

Como su tema favorito son los niños, aquí van unas pocas. Se pueden agrandar pinchando en ellas. La primera imagen es un recordatorio de comunión (!).






Podéis ver sus fotos en su blog profesional, otro día elijo fotos de su blog personal.

3 comentarios:

Bliss dijo...

¡Ni pagando encuentro mejor RRPP! ;))))

Arkaico dijo...

Qué fotos más monas *_*

Anónimo dijo...

Jo, Bliss no te quejes que no te podían haber hecho mejor currículum. Almaco. Pedro, un besote por el detalle.