martes, 2 de marzo de 2010

Cuña publicitaria

Bliss, a quien ya conocerán de los comentarios, estudió para filóloga aunque nunca llegó a "ordenarse" profesora.

Hace unos años, tuvo la valentía de dejar un puesto estable en una multinacional para perseguir su sueño de dedicarse a la fotografía. Tras pasar por un par de trabajos que deben de haberle dejado unas cuantas anécdotas (ayudante de una famosa fotógrafa que rima con "guitarra hawaiana", secretaria de un cargo del PP de Madrid), abrió su propio estudio.

Ahora se ha lanzado a una nueva aventura, la de prescindir de un escaparate físico en la calle y usar Internet como canal de promoción. Para ello, ha abierto un blog profesional donde sube fotos de sus trabajos. Ya ha subido algunas sesiones, tanto de niños como de bodas, así que les animo a que lo visiten si les apetece.

A mí me gustan mucho sus fotos (claro, qué iba a ser si también me gusta ella), se nota su sintonía especial con los niños y tienen un algo especial que es muy emotivo.

3 comentarios:

Sr. R dijo...

"claro, qué iba a ser si también me gusta ella" -> Discrepo. Nada tiene que ver el tocino con la velocidad. No tengo ni idea de fotografia. De hecho paso la mayor parte del tiempo mirando pero sin ver. Aun asi me dare una vuelta por el blog... Por cierto, mucha suerte en esta nueva aventura.

"secretaria de un cargo del PP de Madrid"-> Espero que haya cobrado un plus de peligrosidad. Es mucho menos arriesgado trabajar con material radiactivo a mano desnuda.

borjano dijo...

Muy profesional el blog.
Para cuando os convertís en actores principales de las fotos???

Bliss dijo...

Muy bien dicho, Sr.R, que por mucho que me guste él a mí sigo sin encontrarle el punto a los "pugneteros" conjuntos aleatorios difusos que tan buenos ratos le hacen pasar a él.

Y sobre la peligrosidad de determinados puesto de trabajo, te sorprenderá saber que el primero que enumera en los paréntesis me puso en tal situación de peligro para mi bienestar que tuve que abandonarlo antes del año ;)

Gracias, a ver si la cosa cuaja :)

Borjano, mi abuela decía que con las cosas de comer no se juega ;)